El hotel Término de Algeciras (Cádiz). Resultados de la actividad arqueológica preventiva realizada en su solar

Salvador Bravo Jiménez (UNED C. A. Campo de Gibraltar / IECG), Beatriz Romero Gómez, Patricia Castilla Picazo, María Valencia Jiménez, Juan Manuel Huecas Atenciano

La orilla derecha del río de la Miel ha sido, a lo largo de la historia, un lugar donde las distintas poblaciones que han habitado la ciudad han interactuado sobre ella. Todo parece indicar que en la zona de nuestro solar se encontraba el borde de la plataforma hacia la desembocadura del río de la Miel y desde aquí ascendiendo de manera abrupta acuciándose más en dirección suroeste. Durante nuestra actividad Arqueológica hemos podido delimitar tres momentos de ocupación del solar, los cuales los hemos dividido en periodos y dentro de estos en fases en función de su desarrollo cronológico. Sin embargo, vamos a centrarnos en lo ocurrido en nuestro solar desde el siglo XIX.

A partir de la destrucción y abandono de la ciudad en la segunda mitad del siglo XIV, las dos orillas del río quedaron desiertas. Sin embargo, desde 1704 parte de la población gibraltareña se asentó en lo que hoy conocemos como la Avda. de la Marina y la plaza baja.

El incremento de la población algecireña a finales del siglo XVIII se encauzó hacia el sur del río de la Miel. A comienzos de siglo se llevaron a cabo tímidos intentos de ocupar las huertas sureñas las cuales fueron aprovechadas en beneficio de cultivos hortofrutícolas.

Sin embargo, no será hasta bien entrado el siglo XIX cuando comience una recuperación urbana de la orilla sur del río de la Miel. No obstante, era esta la única zona urbanizada de la orilla sur del río pues algunas casas conformaban manzanas en torno a la calle Concepción (Plaza del Coral) y Catalanes.

Hemos detectado movimientos de tierra relacionados con construcciones que muy bien podemos fechar a mediados del siglo XIX. Consisten en la construcción de dos zanjas con su relleno y un muro de mampostería irregular conformado por dos hiladas que discurre paralelo a la orilla derecha del río. Nada sabemos sobre la funcionalidad de esta construcción aunque imaginamos que debería formar parte de estas primeras casas que tuvieron acomodo durante mediados del siglo XIX.

También detectamos en nuestra actividad arqueológica construcciones relacionadas con el edificio que ocupa la mayor parte del solar, el hotel Término.

Durante la segunda mitad del siglo XIX se produce el fenómeno de la explotación turística. Los nuevos tiempos traerán un inusitado interés por lo pintoresco y, en lo que se refiere a nuestra zona, por el expansionismo colonial británico. Esto hará que se proyecte en la villa vieja una nova urbs al modo inglés. La llegada del ferrocarril acarreará una remodelación urbanística de gran envergadura cuyo culmen llegará con la construcción del hotel Reina Cristina y remodelación de la zona que verá una vorágine constructiva de villas al estilo inglés victoriano.

Este proceso será culminado en 1906 con la celebración de la Conferencia de Algeciras la cual marcará un hito urbanístico de gran importancia en la ciudad. Surgen en la zona del río una serie de establecimientos hoteleros entre los que destacaríamos el hotel Sevilla, el hotel Anglo-Hispano y el hotel Término, el cual se ubicó en nuestro solar y del que hemos podido delimitar hasta tres fases o remodelaciones a lo largo de su dilatada historia.

Efectivamente, el 8 de agosto de 1908 el gibraltareño J. Saccone publicaba un anuncio en prensa (El Anunciador: Semanario de literatura, noticias, intereses locales y anuncios del comercio) donde anunciaba la apertura del hotel “con todos los adelantos modernos, cocina inmejorable y precios moderados”.

Hemos detectado este primer momento fundacional del hotel que debemos datar en momentos inmediatamente anteriores al verano de 1908 organizando un espacio rectangular de lo que debió de ser el primitivo edificio del Terminus. Para ello, se lleva a cabo una limpieza y acondicionamiento del solar, llegando al substrato geológico Más tarde, el 30 de julio de 1915, D. Adolfo Casola, vecino del hotel, solicita al ayuntamiento permiso  para la construcción de una marquesina, escrito al que adjunta un tosco plano según consta en el Archivo Municipal de Algeciras.

Elaboración propia.

Lo cierto es que el hotel va a ver cambiado su nombre hacia 1929 cuando se le conocerá como Hotel Londres. Quizás este hecho motivara una serie de reformas que hemos detectado al abrirse un espacio en el muro de cierre para colocar una habitación con solería de ladrillos vistos y una pequeña estancia a un nivel más bajo lo cual rompería la uniformidad del hotel por su parte trasera. Esta reforma va a destruir parte de edificaciones anteriores que hemos datado a mediados del siglo XIX.

Sin embargo, poco duró esta nomenclatura porque en el periodo que va entre 1930 y 1942 cambió su nombre de Londres a París-Londres y en 1939 a Gran Hotel. Si tenemos constancia de que, en 1942, cuando el establecimiento ya era propiedad de D. Jacinto Madrid Vázquez, se conoce como Hotel Término nombre con el que llegó hasta su fin.

Hemos podido delimitar una tercera fase de reformas en el hotel. De hecho, la estructura cambia por completo y aunque se presenta con similares dimensiones, lo cierto es que va a ganar en altura hasta llegar a un edificio de cuatro pisos.

Ante esta obra de gran envergadura, se hizo necesario una nueva cimentación del edificio para lo cual se utilizaron pilares y riostras de hormigón que destruyeron pavimentos del antiguo edificio sustituyéndolos por otros más acordes con la estética de los años 60 y adosando nuevas estructuras.

Por último, el día 25 de julio de 1988 a las 16.10 h., el hotel sufrió un derrumbe de los pisos superiores lo cual conllevó la demolición del mismo que se produjo en los años siguientes. Esto generó un considerable volumen de materiales constructivos que han conformado un sedimento de color gris con numerosas inclusiones de todo tipo, desde cables hasta restos de pavimentos, paredes, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.